viernes, 5 de diciembre de 2008

La verdad oculta de las cosas

Se acerca el fn de los exámenes, lo cual me ha permitido disfrutar de uno de esos momentos matinales entre que te despiertas y decides poner los pies fuera del edredón en los que te puedes permitir un poco de pereza y remolonear un rato en la cama. Así que, pertrechada de mi edredón en guisa de escudo y mi portátil como espada, he aprovechado para ponerme al día en la actualidad española que, desde mi éxodo a tierras galas, se ha visto seriamente perjudicada.

He de confesarlo, yo también soy adicta a las redes sociales, minas de oro en cuanto a cotilleos se refiere; así que obviamente allí encaminé mis pasos en primer lugar. Y heme aquí que encuentro varias referencias a unos tales "pokeros", término que hasta ahora sólo habría podido relacionar con el popular juego de cartas, pero que básicamente consiste en los "bakalas" de toda la vida que han decidido apropiarse del folklore "gitano" creando una especie de criatura monstruosa capaz de quitar el amor por la raza humana a cualquier sociólogo desprevenido.

Como lo habría hecho el asesinato de cualquier personaje célebre, el tema despertó inmediatamente mi curiosidad morbosa, y orienté mis búsquedas hacia YouTube, fuente infinita de material indescriptible; y allí conocí La Verdad, esa Verdad que te abre los ojos hacia la Historia y te hace sentir tu insignificancia en el curso de los siglos. Y es que nunca lo supe hasta entonces, pero la Historia sigue una trayectoria cíclica en la que todo se repite, las modas, los gustos, las formas. O, dicho de otra manera, todo está inventado.

Aquí dejo la prueba de mi revelación. Que la disfruten.




video


miércoles, 3 de diciembre de 2008

Trance matinal

Tras una noche de las de a botella de vino por persona, música algo por encima de las recomendaciones médicas y mucha, mucha gilipollez; heme esta mañana a las 7 en pie para ir a la universidad. Y lo que apuntaba como un mal día se termina de joder cuando la profesora sugiere que en vez de tomar notas, sólo escucháramos e intentáramos comprender. Nunca hasta ahora había la expresión "soñar despierto" alcanzado unos niveles tan gloriosos. Podría haberme hablado de la reproducción del calamar gigante o de la influencia de las alcachofas en la gestión empresarial; habría tenido el mismo efecto sobre mi. Nulo.
Al que madruga, dios no le ayuda, le da sueño. Y más cuando salió la noche anterior.

martes, 2 de diciembre de 2008

Y el séptimo día descansó

Hoy no me puedo levantar...
Sólo cinco minutos más...
Un ratito más, andaaaa...
Enseguida me levanto...
Que ya vooooy...
Bueno...
Por más que digan, como en la cama no se está en ningún sitio.